miércoles, 25 de julio de 2007

Que hablen los números

Dicen los que apoyan el Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos que el TLC va a estimular las exportaciones y a generar más empleo para todos. Ese es el caballo de batalla de la propaganda que vemos en la televisión y escuchamos por la radio.

Los que adversan el Tratado, en cambio, sostienen que el TLC no creará nuevos puestos de trabajo porque el acceso al mercado norteamericano no mejora con el acuerdo pero sí pondrá en riesgo el empleo de muchos costarricenses debido a la apertura del mercado nacional y los subsidios que Estados Unidos otorga a sus productores. En esas condiciones muchas empresas nacionales difícilmente podrán competir..

Frente a estas argumentaciones, cuya veracidad o falsedad no se pueden demostrar a priori, lo más razonable es recurrir a la evidencia empírica, analizando con cifras el impacto que el TLC ha tenido en los otros países centroamericanos que comenzaron a aplicarlo el año pasado.

En el campo de las exportaciones, si comparamos 2005 con 2006, vemos que los números resultan negativos para todos los países, excepto Nicaragua. En Honduras, Guatemala y El Salvador las exportaciones hacia Estados Unidos no solo no aumentaron con el convenio, sino que disminuyeron en más de US$160 millones.

El ritmo de las ventas de los cuatro países de la región a la economía usamericana se redujo al entrar en vigor el TLC, pasando de un 5,5% anual en 2003- 2005 a menos del 2% en 2005-2006. Esto contradice, evidentemente, las expectativas de quienes respaldan el Tratado y pronostican un incremento notable del comercio hacia Estados Unidos.

Si aceptamos, como se señala, que existe una relación directa entre las exportaciones y el empleo, entonces el TLC no sería un factor dinamizador de la oferta de trabajo, por el contrario, tendría un efecto nocivo, como parece haber sucedido en Honduras, Guatemala y el El Salvador, al reducirse las ventas al mercado norteamericano.

En cuanto a las importaciones, que conllevan un riesgo para los productores nacionales, las cifras indican que estas se elevaron significativamente en los cuatro países donde está vigente el TLC. La tasa de variación de la entrada de productos provenientes de Estados Unidos se incrementó del 7% anual (2003-2005) a casi un 19% en 2005-2006.

De nuevo, si vinculamos este aumento de las importaciones con el mercado de trabajo y suponemos que en el corto plazo no se producen alzas sustanciales en el consumo sino más bien reorientaciones de ese consumo, entonces es razonable deducir que las empresas que producen para los mercados nacionales se ven perjudicadas, con lo cual el empleo también resulta lesionado.

En términos generales se observa que el impacto del TLC sobre la balanza comercial de los países donde está vigente es negativo. En solo un año de ejecución causó una reducción de US$1.455 millones en el superávit que estos tenían con Estados Unidos, al pasar de US$1.532 millones en 2005 a solo US$77 millones en 2006.

Esta desalentadora tendencia se está acentuando. En 2007 los datos indican que Centroamérica dejó de tener un saldo positivo en su intercambio comercial con Estados Unidos y ahora es deficitaria, por un monto que va aumentando y superó los US$325 millones a mayo de este año.

Sin duda estos números del US International Trade Commission hablan por sí mismos... y son muy elocuentes.

Juan Manuel Villasuso

11 comentarios:

Lu-Ca dijo...

Ya me había tocado comentar este artículo en otra parte. Repito la respuesta:

Desafortunadamente, el Sr. Villasuso sigue tan marcado por su ideología que olvida la rigurosidad académica que exige este tipo de análisis. Tal vez con la misma simpleza (pues jamás le diría irresponsabilidad) que tuvo en su participación en días pasado en un foro sobre TLC, cuando aseguraba reiterativamente que el TLC era inconstitucional, olvidándose que este tipo de declaraciones sólo las puede hacer el Tribunal Correspondiente.

Dicho esto, es muy claro que el Sr. Villasuso no tiene el más mínimo reparo en analizar un poquito la composición de las importaciones, para determinar si este proceso de aumento de importaciones es producto de mayor consumo o mayor inversión.

Segundo, El TLC recién se aprobó hace dos años, se lo olvida a él el largo tiempo que lleva el cumplimiento de ciertos procesos económicos antes de esperar resultados. Muy parecido a los resultados que todavía estamos esperando de su tan cacareado Programa Sociedad de la Información y el Conocimiento que pretendía unificar los esfuerzos en TI que se dieran en el país.

Tercero, no pude constatar todos los datos, pero no es cierto por ejemplo, que las exportaciones en Guatemala hayan disminuido. Según un estudio realizado por el Centro de Investigaciones Económicas Nacionales (CIEN) para el Ministerio de Economía, se dio un crecimiento del 6.5 por ciento en las exportaciones y del 1.9 por ciento en las importaciones fruto del impacto que el Tratado de Libre Comercio entre Centroamérica y República Dominicana con EE.UU. (CAFTA-DR, por sus siglas en inglés). No muy grande pero importante al fin y detuvo la caída en la exportaciones que se venía dando en Guatemala.

Alejandro Trejos dijo...

1- Los datos son falsos.
2- El TLC ni crea ni quita empleos. El TLC reduce aranceles y elimina monopolios.

Saludos

FuriaKS dijo...

Alejandro T.: Usted esta contradiciendo una de los principales argumentos de los que promueven el si. Quiere decir que el gobierno, el comex, algunos que participan en este blog, etc... son unos mentirosos?

Alejandro Trejos dijo...

Furiakscreo que no me explique bien, Los del SI no decimos que el TLC crea empleos. El TLC es un acuerdo comercial que elimina monopolios y aranceles.

Bajo esas condiciones para mi y para la mayoria de pais, se podrían crear muchos mas empleos que sin TLC.

FuriaKS dijo...

Alejandro T.: Me recuerda al super comediante Chespirito o a su difunto homologo Mario Moreno en algunos de sus personajes,dicen y dicen y siempre quedan en lo mismo, o peor.
Para mi, ahora usted se contradice.

Terox dijo...

El comentario del Sr Villasuso es muy interesante, pero necesita explicación: Cómo se puede explicar una caída en las exportaciones si las condiciones de entrada a USA son iguales o mejores que las anteriores (para productos centroamericanos). Yo puedo entender que el TLC aumente las IMPORTACIONES perjudicando productos nacionales, pero como puede afectar NEGATIVAMENTE y en tan poco tiempo a las EXPORTACIONES???? Será que hay otros factores que explican este comportamiento? Me lo podrían alguien explicar, por favor?

jaguar del Platanar dijo...

Don Alejandro, no sé si ud lo dice o no, pero recuerdo muy bien la campaña del Trabajo para Los Costarricenses. Eso además de los llamados de Arias para crear fuentes de empleo es para mí una muestra clara que el SI dice que vendrá más empleo directamente con solo aprobar el TLC.

Oskr dijo...

alejandro trejos: de hecho pasan un anuncio de los del "SI" que dicen que todas las personas que se pueden ver en el anuncio dependen de la aprobación del TLC, que su trabajo está en peligro. o me equivoco?????

JP Zuniga dijo...

Mi brete sí está en juego si no se aprueba el TLC.
Además si perdiera este brete sin TLC se me va a complicar buscarme otro.

Calaca Tico dijo...

No creo que sea sano comparar el resto de los países de Centroamerica con Costa Rica, es de sobra sabido que aunque Costa Rica sea una de las democracias mas estables, de América Latina, las empresas Norteamericanas aun no confían en el marco jurídico actual.

El TeleC vendría a darles una seguridad en inversión que a la fecha no han tenido.

Una de las cosas que Costa Rica puede aprovechar que, ni guatemala, ni el Salvador, ni Honduras puede, es que tenemos un pueblo con un nivel académico bastante alto, por lo que no es de extrañar que sin TeleC estén aquí empresas de la talla de HP, intel, alienware, IBM.
y no es que Costa Rica sea superior ni nada por el estilo, todo país es muy capaz de hacer lo suyo, si el TeleC se utiliza como lo que es
una herramienta, si se desaprovecha, otros la van a aprovechar.

Saludos

Ingrid dijo...

El TLC lo que incrementa es la competencia, creo que esto mejoraría los servicios que tiene el sector público ya que como no tienen con quién competir hacen "su trabajo" a medias con un servicio al cliente casi inecsistente.
Además que promueve beneficios económicos y si es del caso sociales. Las personas del No lo que parecen, la mayoría del tiempo, es a Venezuela (u otros países de Centramérica con niveles bajos) con sus manifestaciones y sus bochinches que ya no respetan nada y se aprovechan que la "campaña del Si" (que también es casi nula) para sacar afirmaciones erroneas.
Además de confundir a las personas que no tienen ni la mínima información sea a favor de Sí o del No...