sábado, 21 de julio de 2007

Corazones abiertos

La campaña del NO del corazón con la bandera de Costa Rica, desde que la vi por primera vez en un rótulo en San Ramón hace unas semanas, se me hizo ingeniosa y a la vez odiosa. Ingeniosa, porque al llevar el asunto al plano emocional, se evitan la dificultad de manejar una campaña de argumentos, tan difíciles de explicar, y tan lamentablemente escasos en algunos de los más visibles y reconocibles dirigentes del NO. Odiosa, por la perversa implicación, entre subliminal y abiertamente expuesta, de que únicamente quienes se oponen al TLC tienen corazón, son patriotas, y por ende son los únicos que llevan dentro de si los más altos intereses de la patria.

No soy profesional, estudioso, o gran conocedor del arte de la publicidad, del diseño gráfico, ni de las técnicas de mercadeo. Por lo tanto, no me refiero a la campaña o sus símbolos en ese plano. Me refiero a aquello que a los del NO parece gustarles: a las emociones, sensaciones y sentimientos que la campaña me provoca.

Desde esta perspectiva, la decisión de la campaña del SI de contestar una pregunta que a todas luces era retórica, y por ende no buscaba respuesta (Mi corazón dice NO, ¿y el tuyo?), me ha parecido igualmente ingeniosa, a la vez que valiente. He de confesar que además me ha causado algo de alivio. Me explico.

Ingeniosa, por la forma de revertir el argumento usando la propia simbología de los del NO. Evidentemente los han dejado sin respuesta efectiva posible. Ojo: no se confunda ingenio con creatividad, que el calco de la imagen del corazón abanderado no ha pasado inadvertido a este autor. Valiente, y si se quiere, arriesgada, porque hay que tener las pelotas bien puestas para atreverse a usar “el” símbolo de los adversarios, sabiendo que ellos – o mejor dicho, buena parte de su dirigencia – son los autoproclamados apóstoles de la moral y mártires del (des?)orden público. Esa condición de lo que la autoridad lingüística de la blogosfera nacional llama “comesantos cagadiablos” los hace muy predecibles, y era de esperar, tal como sucedió, que inmediatamente salieran a echarse la llorada por el “robo” de la imagen, a criticar la “falta de creatividad”, y a acusar la “desesperación” del bando del SI.

Por último, me trajo alivio porque ya era hora de que alguien hiciera entender a los cretinos que creen tener el monopolio del patriotismo, que hasta en ese ámbito tienen competencia. Que podremos tener una visión de mundo diferente, pero que congruente con nuestra forma de ver las cosas, queremos lo mejor para el país. Que la mayoría de nosotros es patriota y honesta, como estoy seguro que es la mayoría de ellos también. Que mostramos nuestro patriotismo, entre muchas otras formas, trabajando todos los días para hacer progresar a nuestro país, respetando a sus instituciones, y creyendo en la capacidad de todos los ticos para sacar a Costa Rica adelante. Que también tenemos corazón, y que cuando de asuntos de la patria se trata, la sangre que bombea es blanco, azul y rojo.

El original de esta entrada se encuentra aquí.

7 comentarios:

elopio dijo...

Como hace un rato dije, estoy en contra del sistema de "propiedad intelectual" que esta sociedad consumista impone.
Lo único que veo malo de que copiaran el logo del corazón, es que no pongan abajo, en pequeñito, de dónde lo sacaron.
Pero ahí es donde el sistema que impulsan les va a caer encima, ya que el logo del corazón con la banderita queda protegido por copyright desde el momento en que lo publicaron. Es cuestión de reclamar a las instancias judiciales encargadas del tema, que si son consecuentes tienen que prohibir la reproducción no autorizada.

Lu-Ca dijo...

Si el logo no fue inscrito, no le aplica el copyright. Acaso Heredia pudo ganarle el tema de la Bandera al PAC.

Y esto se da ahora, precisamente por que nuestro sistema de protección de propiedad intelectual es muy malo, tal vez si hubieran aprobado el TLC antes tendrían algo que hacer. Adicionalmente, habría que ver si el "no" infringió otros logos anteriores, como por ejemplo: "I Corazón (LOVE) NY".

Saludos

elopio dijo...

"Finalmente, una importante particularidad de este instituto es que la protección que otorga el derecho de autor es independiente de toda formalidad.
Esto implica que esa tutela comienza desde el momento mismo de la creación de
la obra, sin más formalidad. Por consiguiente, su eventual inscripción en los diversos registros de derechos de autor es optativa, poseyendo un carácter
puramente declarativo y de certeza jurídica."
Christian Hess - La dimensión jurídica del software

Pero bueno, más bien citar estas cosas me disgusta porque el sistema de copyright está tan metido en la sociedad que hasta es implícito.
Cómo dije, lo que veo una falta moral es que no citen quiénes son los verdaderos autores del logo, ya que lo he visto copiado exactamente igual, ni una pequeñita modificación. El slogan si lo cambiaron, por ahí repito que no le encuentro problemas.
No se como funcionará la cosa con banderas, pero es claro que el logo es una obra artística que entra en lo que Don Christian menciona en su libro como protegido. Creo que hasta yo ganaría ese juicio, pero como apenas estoy aprendiendo, si alguien sabe más y me quiere corregir bienvenido sea.

Lu-Ca dijo...

Una revisión a nuestro Ley de Marcas (Ley 7978) puede aclarar mejor el asunto:

"ARTÍCULO 4.- Prelación para adquirir el derecho derivado del registro de la marca

La prelación en el derecho a obtener el registro de una marca se regirá por las siguientes normas:

1. Tiene derecho preferente a obtener el registro, la persona que la esté usando de buena fe en el comercio desde la fecha más antigua, siempre que el uso haya durado más de tres meses o invoque el derecho de prioridad de fecha más antigua.
2. Cuando una marca no esté en uso en el comercio o se haya utilizado menos de tres meses, el registro será concedido a la persona que presente primero la solicitud correspondiente o invoque el derecho de prioridad de fecha más antigua, siempre que se cumplan los requisitos establecidos.

Las cuestiones que se susciten sobre la prelación en la presentación de dos o más solicitudes, serán resueltas según la fecha y hora de presentación de cada una.

El empleo y registro de marcas para comercializar productos o servicios es facultativo."

Lo cual les dice si tienen o no derecho a inscribrir pero veamos el artículo 7 inciso m:

ARTÍCULO 7.- Marcas inadmisibles por razones intrínsecas

No podrá ser registrado como marca un signo que consista en alguno de los siguientes:

m- Reproduzca o imite, total o parcialmente, el escudo, la bandera u otro emblema, sigla, denominación o abreviación de denominación de cualquier Estado u organización internacional, sin autorización de la autoridad competente del Estado o la organización.

Lo cual evidentemente aplica este corazón por tener la bandera de Costa Rica en medio.


Si quiere leer la ley completa:

http://www.sice.oas.org/int_prop/nat_leg/Costa/lm7978-1.asp

elopio dijo...

ahora si ya me complicó el asunto. Según tengo entendido el logo es una obra de arte, un dibujito y no una marca.
¿Cómo sabe uno dónde clasificarlo?

Lu-Ca dijo...

ELOPIO Le puedo decir que es más seguro que se le aplique la ley de marcas que lo del Software que fue lo que usted utilizó en la lectura de HESSE.

Un logo está amparado a un marca comercial, aunque su fin ulterior no sea el comercio.

Aunque si lo quieren poner como obra de arte, debieron poner en un museo y no en stickers de campana.

elopio dijo...

Bueno, lo tomé de un libro sobre derecho informático, pero del capítulo en el que explica la teoría de derechos de autor, independientemente del campo.
Pero igual, leyendo, creo que sí tiene razón porque hasta quienes lo crearon le llaman logo, y no dibujito. Entonces le aplicaría la ley de marcas y no la de derechos de autor.
Aún así, repito que sigo viendo la falta de ética al no indicar quienes son los autores.

pv