viernes, 5 de octubre de 2007

La cuarta opción, no votar

Después de muchas posiciones, ya sé qué voy a hacer este domingo, o mejor dicho, qué no voy a hacer. Finalmente, concluyo que no soy capaz (y dudo que alguien lo sea) de sopesar los beneficios y perjuicios del TLC. El Tratado es un documento altamente técnico que para ser bien interpretado, requiere de una gran preparación académica en cuestiones que le atañen. Incluso, me atrevo a decir, que su lectura debe ser una actividad multidisciplinaria.

Si mal no recuerdo, vivimos en una democracia representativa, lo que implica que delegamos el poder en personas que (en teoría) se han preparado para decisiones como la ratificación del TLC. Es por esto que me parece totalmente válida la posición de no votar.

Muchos dirán que si no se tiene una decisión, el voto nulo es la opción, sin embargo, yo no estoy de acuerdo. Al votar nulo, le estoy dando mi parte de la elección a quienes consideran (un poco presuntuoso, me parece a mi) que ya saben lo que le conviene al país. Eso no es lo que yo quiero, sea cual sea el estado del Poder Legislativo en nuestro país, considero que es ahí donde debe decidirse este TLC. A pesar de diputados tan incapaces como Óscar López del PASE, hay muchos bien preparados (al menos mejor que la media de la población costarricense) y estoy convencido de que su decisión será mejor que la de Costa Rica como pueblo. ejerciendo el voto directamente.

Es por esto, que llamo a todos los que comparten mi razonamiento a no votar este domingo en el referéndum y devolverle a la Asamblea Legislativa esta decisión. Yo aún creo que en este país, una decisión legislativa (a favor o en contra) no producirá el caos social, aunque debo aceptar que es un riesgo, sin embargo, un riesgo que debe tomarse.

Por eso, este domingo 7 de octubre tenemos 4 opciones:

- No votar
- Votar nulo
- Votar no
- Votar sí

Cualquiera que sea su decisión, es válida.

5 comentarios:

Amorexia dijo...

No comparto dicho criterio mi amigo, creo que es importante votar racionalmente y en base a la realidad, no votar es ceder el poder y atenerse. Saludos.

Morado dijo...

Yo tampoco estaba de acuerdo en un principio con el referendum, porque como bien decís estamos en una democracia representativa. Pero ya que nos pasaron la pelota, pues a jugar con ella, nos ha caído una responsabilidad y como ciudadanos debemos ejercerla.

Me parece que no votar es "colaborar" para que no se alcanze el 40% y con ello devolver la pelota a la asamblea en donde JAMÁS se va a mover, y si se mueve especularía que ganaría el Sí. Pero el punto es que vamos a seguir trabando la Asamblea Legislativa con este TLC que ha frenado el país por varios años, y ya no podemos seguir así. Muchos proyectos vienen atrás y deben discutirse.

Le pido a usted y a todos los costarricenses que vayamos a votar.

Y ojala sea SÍ.

TCJ dijo...

Amorexia: es precisamente ante la posibilidad de una elección racional que decido no votar. El poder se cede por definición en una democracia representativa como la nuestra.

morado: No me parece que "nos pasen la pelota", yo tengo mis cosas de que ocuparme, para estas cosas elegí diputados. Esto no es la cuna de la democracia donde lo primordial era la vida pública, acá cada quien se dedica a su vida privada y no tiene tiempo. Por eso, "les devuelvo la bola"

juan dijo...

Aunque ustedes no lo crean yo estoy parcialmente de acuerdo con este comentario.

Aquí en CR se han rajado a decir que el referendum demuestra nuestra madurez democrática y yo opino todo lo contrario.

Un país que tiene que enviar todas las decisiones importantes a un referndum no es democráticamente maduro. Para eso uno elige a sus representantes en las elecciones nacionales.

Todos esos troskos que ahora salieron de sus cavernas, dónde estaban en las elecciones? Los diputados son los llamados a votar y representar a sus electores.

Pero igual que'l morado, opino que ahora que tenemos que ir a votar, no hay de otra.

SI AL TLC!!!

Terox dijo...

En otras circunstancias, tal vez no votar sería una opción. Sin embargo, coincido con morado (viva la S), y el daño de devolver esto a la Asamblea es mucho peor, pues cualquier cosa que salga de ahí no va a ser aceptable para el grupo "perdedor". Más bien, creo que una QUINTA opción sería mejor en ese caso, y es, simplemente votar al AZAR. O sea, cuando esté frente a la papeleta, tire una moneda, ESCUDO=SI, CORONA=NO (o viceversa), y ponga lo que diga la suerte. A estas alturas, es mucho mejor tener la decisión equivocada que NINGUNA decisión.